Saltar al contenido

Guía de ayudas y prestaciones para el desempleado

1 agosto, 2017

Existen hasta más de diez clases diferentes de ayudas y prestaciones por desempleo. En esta entrada intentaré describir de forma sencilla e ilustrativa en qué consiste y cómo acceder a cada una de ellas.

Prestación contributiva (Paro)

La prestación contributiva o, para entendernos, el paro, se concede en base a los días que el trabajador ha cotizado en la Seguridad Social. De este modo, si un trabajador cuenta con más de 360 días cotizados en acumulación y no consumidos en los seis años anteriores puede solicitar esta prestación.

El dinero que se cobra por el paro se calcula según las bases medias de cotización de los últimos 180 días (seis meses). Por otra parte, si un trabajador no tiene las cotizaciones necesarias para poder cobrar el paro, posiblemente pueda acceder a un subsidio por desempleo.

Cuando a un trabajador se le ha reconocido el derecho a cobrar el paro, puede recibirlo de forma acumulada solicitándolo al INEM (SEPE). Para hacerlo hay dos opciones:

La primera de ellas es el retorno voluntario. Esto sucede cuando los trabajadores inmigrantes solicitan que se les pague de una sola vez la prestación contributiva que les corresponde, siempre y cuando cumplan lo dicho y regresen efectivamente a sus países.

La segunda opción es el llamado pago único, es decir, la capitalización del paro. Es posible solicitar el pago único si se va a emprender un negocio, ya sea como trabajador autónomo o a través de una sociedad, siempre que el dinero sea para financiar dicho negocio.

Subsidio por desempleo

El subsidio por desempleo es una prestación económica que se da a los desempleados que no cumplan las condiciones para recibir una prestación contributiva o ya la hayan agotado. Aparte de estos puntos, existen otros específicos en cada modalidad para poder recibir el subsidio, como las responsabilidades familiares, la carencia de rentas o la edad, entre otros.

Entonces, ¿cuáles son los requisitos que debe cumplir una persona para poder solicitar un subsidio? Los requisitos son variados dependiendo del tipo de subsidio, aunque todos ellos cumplen una condición común: el solicitante no puede tener ingresos propios más allá de un límite fijado, es decir, la carencia de rentas anteriormente nombrada.

El límite fijado en 2017 para poder solicitar el subsidio es de 530,78€ al mes de rentas mensuales de la persona que lo solicita. No obstante, en algunos tipos de subsidio, además de estas rentas se tienen en cuenta las características familiares del solicitante, como si tiene cónyuge e hijos menores de 26 años a su cargo.

Este es el motivo de que los subsidios estén considerados como de carácter asistencial: no todo el mundo tiene derecho a recibirlos, únicamente aquellas personas que no superen un determinado límite de ingresos.

A continuación, explicaré brevemente los distintos tipos de subsidios que existen según las circunstancias personales del solicitante.

Subsidio por cotización insuficiente

El subsidio por cotización insuficiente es un subsidio que se presta a aquellos que no cubren el período de cotización mínimo (360 días). El solicitante tiene que tener cotizados al menos 3 meses, y además tener responsabilidades familiares; o al menos 6 meses y no tener responsabilidades familiares.

Ayuda familiar

La ayuda familiar es una ayuda que se presta a aquellas personas que cuentan con responsabilidades familiares y ya han agotado el paro, o que por su parte no tienen días cotizados suficientes.

Subsidio para mayores de 45 años que han agotado el paro

Este subsidio es una ayuda para aquellas personas mayores de 45 años que han agotado la prestación contributiva y carecen de rentas y responsabilidades familiares.

Subsidio para mayores de 55 años

Este subsidio se presta a los mayores de 55 años (antes era a los mayores de 52), y se mantiene hasta que se jubilan, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos acumulados de cotizaciones.

Subsidio para emigrantes que vuelven a España

Este subsidio se da a aquellos emigrantes que retornan a nuestro país desde una serie de países que no tienen convenio bilateral de desempleo con España, o que no pertenezcan al llamado Espacio Económico Europeo.

Subsidio para egresados de prisión

El subsidio para los liberados de prisión se da a aquellos excarcelados que han cumplido una condena superior a los 6 meses y que no cuenten con los requisitos para recibir otro tipo de subsidio o prestación.

Subsidio por revisión de incapacidad

Este subsidio es una ayuda que se presta a aquellos que por haber mejorado sustancialmente se les retira una pensión de invalidez absoluta que tenían concedida, y que además tienen carencia de rentas.

Ayudas extraordinarias

Las ayudas extraordinarias no son exactamente subsidios. De hecho, cada una de ellas cuenta con su propia normativa y regulación, y no se pueden solicitar si la persona solicitante tiene derecho a un subsidio de los nombrados anteriormente. De este modo, estas ayudas son la última opción para las personas en paro.

Plan Prepara

El Plan Preara es una prestación excepcional que se concede durante seis meses para los desempleados que son de larga duración o que tienen responsabilidades familiares y ya hayan agotado todas las ayudas y subsidios posibles.

Renta Activa de Inserción (RAI)

La Renta Activa de Inserción (RAI) es un tipo de ayuda que se da a personas pertenecientes a colectivos con dificultades especiales para su inserción laboral, como los discapacitados, los parados de larga duración mayores de 45 años, las víctimas de violencia de género o los emigrantes retornados, entre otros.

Programa de Activación para el Empleo (PAE)

Esta ayuda extraordinaria fue aprobada el 15 de diciembre de 2014. El PAE consta de 426€ durante seis meses para aquellos parados que tienen cónyuge o hijos a su cargo, sean de larga duración y ya hayan agotado todas las posibilidades de recibir alguna de las prestaciones o subsidios mencionados en esta entrada, incluyendo el Plan Prepara y la RAI. Además, deben cumplir ciertos requisitos de inscripción y estar 6 meses sin cobrar ningún tipo de ayuda por desempleo.

Rentas de Integración de las CCAA

Estas rentas o salarios sociales autonómicos se conceden a las personas que están en riesgo de exclusión social y que no tienen opción a ninguna de las ayudas estatales, ya sea porque las hayan agotado o porque no tengan derecho. Tienen muchas limitaciones presupuestarias y se tramitan muy lentamente, pero se conceden en algunos casos especiales.